Respeta mi cuerpo es un tesoro

La dirección del centro y la AMPA ofrecerán en este curso un programa de talleres que organiza la asociación ASPASI Asociación para la Sanación y la Prevención de los Abusos Sexuales en la Infancia.

La importancia de la prevención en estos temas hace que la asociación lo haya visto como un recurso prioritario para financiar, junto con el centro, y poder impartir los talleres a todos los alumnos durante este curso.

Comenzaremos con una charla para padres el día 16 de noviembre a las 16h en el centro escolar

«Respeta mi cuerpo» es el programa para padres, madres y profesores. Se trata de dos charlas de 1 hora y media en la que hablamos de prevención, detección e intervención del abuso sexual y del acoso escolar.

El acoso escolar y el abuso sexual infantil son dos problemas muy presentes en la sociedad y que generan cada vez más inquietud entre padres, madres y profesionales, e incluso en los medios, por comprenderlos y saber cómo actuar cuando suceden.

Ambos tienen un impacto muy profundo en las personas que lo sufren. Rompen su autoestima y su valía, distorsionan la percepción de sí mismos, dificultan su capacidad para establecer relaciones sanas en el futuro, etc. Son muchas las secuelas y dependen de varios factores, pero si los adultos aprendemos a detectarlos y actuar adecuadamente, podemos ayudar a normalizar sus vidas y reducir al máximo las secuelas.

Así mismo, son muchos los efectos positivos de crear un entorno preparado: reducir la incidencia, favorecer un entorno seguro para los niños/as, enseñarles a tener relaciones de respeto e igualdad, permitir que se conviertan en adultos más capaces, crear una sociedad más sana, reducir el gasto público, etc.

Imparte la psicóloga clínica Margarita García Marqués. Especializada en comunicación, autoestima, infancia y maltrato. Con 30 años de experiencia, colabora habitualmente en los medios como especialista en estos temas.

Detección e Intervención en casos de Abuso sexual Infantil

  • Qué es el abuso. Cómo hablar con los niños sobre este tema.
  • Cómo detectar si un niño está siendo abusado.
  • Cómo actuar si se produce. Cómo no actuar en ningún caso.
  • A dónde dirigirnos a pedir ayuda en caso de producirse.

Detección e Intervención en casos de Acoso Escolar

  • Qué es el acoso. Cómo hablar con los niños sobre este tema.
  • Cómo detectar el acoso. Cómo actuar si se produce.
  • Cómo aumentar la asertividad y la autoestima en nuestros hijos.
  • A dónde dirigirnos a pedir ayuda en caso de producirse.

Os pedimos que hagáis un esfuerzo por acudir, pues creemos que el tema lo merece 🙂

Respeta mi Cuerpo + fecha -001

 

Hay posibilidad de solicitar SERVICIO de CANGURO al comedor en el horario de la charla con un coste de 3€ por niño pero debe haber un mínimo de 5 solicitudes. Si necesitas este servicio, por favor, indícalo en un mail a ampacervantesalcala@gmail.com o en secretaría del centro en horario de 9 a 10h

Todos los ciudadanos están en la obligación de notificar sospechas de maltrato y abuso sexual infantil

Por la importancia de la información os publicamos el contenido completo. Por favor, tenedlo en cuenta …
MANIFIESTO FAPMI:

Ante las últimas informaciones y/o declaraciones que han aparecido en diversos Medios de Comunicación sobre casos de abuso sexual contra personas menores de edad y en concreto respecto al último caso en Madrid, la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI) quiere manifestar su fuerte preocupación por cómo se está tratando un tema tan importante y especialmente porque de la mayoría de estas declaraciones e informaciones se puede deducir que la notificación de una situación de abuso sexual o cualquier otra forma de maltrato infantil es opcional para el adulto que tiene conocimiento de la misma.

Por ello, la Federación quiere dejar bien claro que -de acuerdo con la legislación vigente en España- la Notificación es una obligación legal para todos los ciudadanos, especialmente para los profesionales que deben conocer y utilizar los Protocolos y Hojas de Notificación establecidas al efecto, tal y como se estable en los siguientes marcos legales:

1. Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil (BOE nº 15, de 17 de enero), en su Artículo 13, Obligaciones de los ciudadanos y deber de reserva, establece la obligatoriedad de todos los ciudadanos de comunicar una situación posible malos tratos a una persona menor de edad: “Toda persona o autoridad, y especialmente aquellos que por su profesión o función, detecten una situación de riesgo o posible desamparo de un menor, lo comunicarán a la autoridad o sus agentes más próximos, sin perjuicio de prestarle el auxilio inmediato que precise. Cualquier persona o autoridad que tenga conocimiento de que un menor no está escolarizado o no asiste al centro escolar de forma habitual y sin justificación, durante el período obligatorio, deberá ponerlo en conocimiento de las autoridades públicas competentes, que adoptarán las medidas necesarias para su escolarización. Las autoridades y las personas que por su profesión o función conozcan el caso actuarán con la debida reserva. En las actuaciones se evitará toda interferencia innecesaria en la vida del menor”.

2. El artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) establece: “Los que por razón de sus cargos, profesiones u oficios tuvieren noticia de algún delito público, estarán obligados a denunciarlo inmediatamente al Ministerio Fiscal, al Tribunal Competente, al Juez de instrucción y, en su defecto, al municipal o al funcionario de policía más próximo al sitio, si se tratare de un delito flagrante”.

3. Con carácter general, el Artículo 259 de la misma Ley establece la obligación de denunciar al que presenciare la perpetración de cualquier delito público.

Así mismo, consideramos importante que se tengan en cuenta y se difunda masivamente que:

1. El maltrato infantil –en todas sus modalidades- es un fenómeno oculto. Los agresores tratan de ocultarlo y las víctimas no lo relevan por estar coaccionadas por el agresor o por ser manipuladas por este. En la mayor parte de los casos, los niños, niñas y adolescentes no son capaces de comunicar por sí mismos una situación de esta naturaleza. Necesitan el apoyo y mediación de los adultos tanto en la detección como en la posterior comunicación.

2. La única forma de activar los recursos de apoyo y protección a las víctimas es la detección de posibles situaciones de maltrato y su inmediata comunicación a los dispositivos existentes para atender estas situaciones.

3. Detección y notificación son dos conceptos indisolubles. Notificar es transmitir o trasladar información sobre el supuesto caso de riesgo o maltrato infantil y la familia o contexto de la supuesta víctima. Es una condición necesaria para posibilitar la intervención y una obligación legal tanto para los ciudadanos como para los profesionales recogida en el marco normativo de España

4. La responsabilidad de verificar o de confirmar el maltrato no corresponde al notificante, sino a los servicios especializados. Los ciudadanos en general y los profesionales relacionados con la atención a la infancia en particular, están en la obligación de notificar sus sospechas. No es necesario que dispongan de la certeza de que una persona menor de edad está siendo víctima de maltrato.

5. Notificación y denuncia no son sinónimos. La denuncia es posterior a la verificación del caso y no corresponde al ciudadano ni al profesional que ha notificado. La notificación puede ser anónima y los dispositivos especializados están en la obligación de iniciar las diligencias oportunas dirigidas a la protección de las posibles víctimas.

6. Está a disposición de los ciudadanos, profesionales y personas menores de edad el Teléfono Europeo de Ayuda a la Infancia (116 111). Se trata de un servicio gratuito, confidencial, disponible 24 horas, atendido por profesionales y gestionado a nivel autonómico. A través de este servicio se puede obtener asesoramiento y orientación respecto a los pasos a seguir. Dado su gestión a nivel autonómico, el servicio conoce los recursos, dispositivos y procedimientos existentes en función del lugar de residencia del niño, niña o adolescente.

Más información …